íleo  adinámico

 

El íleo adinámico es una parálisis intestinal aguda (obstrucción intestinal no mecánica). En casos raros (porfirias, intoxicación por plomo), al comienzo del cuadro se puede producir un aumento de la motilidad intestinal, lo que antiguamente se consideraba íleo espástico o espasmódico.

 

El íleo adinámico, o paralítico, se produce generalmente de forma refleja por un proceso irritativo o incluso por un cuadro de dolor intenso. Las causas más frecuentes son los procesos intraabdominales con irritación peritoneal, y aquí cabría incluir el íleo asociado a cuadros de abdomen agudo y el íleo postoperatorio.

 

Cuadro clínico

El íleo adinámico cursa con detención del tránsito, distensión abdominal, vómitos y ausencia de ruidos intestinales a la exploración.

Los pacientes suelen presentar una molestia abdominal por la distensión, pero no dolor de tipo cólico. Generalmente, el proceso de base resulta evidente, aunque a veces la relación causal no se establece a primera vista, como ocurre en los traumatismos vertebrales.

 

Un caso especialmente frecuente es el íleo postoperatorio. Tras una intervención abdominal, sobre todo si se ha actuado sobre el tubo digestivo, se produce un período de parálisis intestinal transitoria hasta que el paciente recupera el tránsito. A veces, este cuadro se prolonga más de 24-48 h, lo que constituye un íleo postoperatorio.

 

Tratamiento

El tratamiento del proceso causal es fundamental. El íleo en sí se debe tratar de forma conservadora con aspiración nasogástrica, reposición hidroelectrolítica e incluso nutrición parenteral si el cuadro se prolonga.

 

No existe ninguna medicación que tenga una efectividad comprobada.

Hay que tener siempre presente el diagnóstico diferencial con la obstrucción mecánica (v. Obstrucción intestinal).